Creatividad; una herramienta de salud mentalNuestra experiencia mental se crea y se construye a partir de las situaciones vividas, el ejemplo, la cultura, la familia, la escuela entre otras. Cuando llegamos a la adultez tenemos una serie de creencias e interpretaciones de la realidad más rígidas y arraigadas. Con el tiempo vamos perdiendo la apertura y la  capacidad de observar las cosas antes de juzgarlas, por lo que nos vamos quedando con lo ya antes aprendido como patrones repetitivos, de interpretaciones de la vida. Esto va haciendo que nuestras ideas se vuelvan poco flexibles, repetitivas e incluso caducas. Con el pasar del tiempo nos vamos especializando en cierto tipo de actividades e intereses lo cual es bueno, pero el problema es que dejamos de ejercitar la parte creativa de nuestro cerebro, la imaginación, la espontaneidad. Por buscar seguir parámetros ideológicos que consideramos funcionales y que nos hacen sentir seguros.

Por ejemplo: una persona que estudia una carrera específica se enfoca año tras años en pulir esos aprendizajes, sumado a que mantiene creencias que aprendió en la niñez y se olvida de abrirse a nuevas situaciones y experiencias, porque lo que piensa lo considera un lugar seguro, en el que se siente cómodo. El problema se origina cuando las creencias rígidas no son funcionales y le están provocando a esta persona una molestia psicológica.

Este tipo de creencias radican en una sola forma de ver la vida, en creer que las experiencias posibles son limitadas, en una escasa capacidad de ponerse metas, de ver alternativas, en fortalecer continuamente pensamientos dañinos, agresivos hacia sí mismo o hacia el resto, en no poder imaginarse vivir de otra forma. Cuando entramos a explorar problemas de la vida que parecen imposibles de resolver, nos encontramos con pocas ideas recurrentes que intentan resolver el problema sin tener resultados efectivos. Es como si tuviéramos miedo de salir de nuestro lugar de seguridad, para ver posibilidades distintas y que no son las acostumbradas. Vamos a poner un ejercicios para observar como funcionamos comúnmente y la alternativa de salirnos a observar una nueva opción.

Ejercicio:

Creatividad; una herramienta de salud mentalIntente unir todos los puntos con una sola línea sin alzar la mano.

Las respuestas pueden ser varias, no existe una sola respuesta y la idea es lograr salirse de lo convencional dejando que las alternativas vengan a la mente.

De esta misma forma cuando tengamos un problema las ideas pueden ser variadas y mientras más creativos y flexibles seamos, más fácil será salir del atascamiento.

 

Ejercicios # 2: ¿Cuántas cosas se pueden hacer con un clip?

Mientras más respuestas tengas, más creativo eres. Hay más de 100 cosas, así que deja volar tu imaginación.

Dentro de la terapia el recurso de la creatividad resulta de extrema utilidad, lograr abrir nuestras interpretaciones, pensamientos, a nuevas posibilidades nos permite ampliar nuestros recursos a la hora de solucionar problemas. Mientras más abierto y creativo soy, mi mundo y mi vida estará llena de más opciones en las cuales, yo obtendré recursos para salir de problemas y situaciones limitantes.

Por otro lado parte de nuestras experiencias y de nuestra realidad surgen de la capacidad de visualizarla. Las ideas, los sueños, las metas nacen de la mente. El poder expandirnos a situaciones nuevas, nos permiten ir plasmando nuevas posibilidades de vida. Yo soy en cuento me puedo construir y en cuanto logro plasmar esas ideas en lo concreto. Mientras más creatividad, mayores son las posibilidades de experimentación, más rica es mi realidad y soy capaz de construir una vida positiva, si llevo mi mente en esa dirección. La vida es un lienzo en blanco, de mi depende que colores, formas y situaciones pongo en ella, mientras más imaginativo y positivo soy, mi lienzo va a ser más funcional.

Muchas veces el trabajo de la terapia es buscar soluciones conjuntas creativas que ayuden a ver el mundo de varios colores y así el paciente logre encontrar varias soluciones, para salir de un problema o para encontrar nuevas formas de experimentar la realidad de forma más saludable.

Artículo escrito por Psicóloga Adriana Fornasini
Psicólogos Quito