La importancia del sueño en el aprendizaje es un estudio que todavía sigue abierto. Se continúa buscando entender que es lo que pasa mientras dormimos y como esto resulta fundamental, para un adecuado funcionamiento. Según Bears, Connors & Paradiso, (2008), las personas que han sido privadas del sueño muestran rasgos de desgaste físico y conductual. Se postula que la necesidad de dormir ha permanecido en los animales y en los seres humanos, como una función que sigue vigente a lo largo de la evolución.

Un estudio realizado por el neurocientífico Avi Karni y colegas, plantea que las personas después de una noche de dormir son capaces de recordar algo con más facilidad, es como si a través del sueño se sellaran los recuerdos. En la investigación que él realizó se trató de enseñar a un grupo a identificar la orientación de una línea en el horizonte de su campo visual periférico, dejándoles verla por poco tiempo, por lo que se les dificultó la tarea. Sin embargo después de varias repeticiones y después de haber dormido lograron identificarla con más facilidad (Bears et al, 2008). En el experimento se les privó del sueño REM y esto no ayudó a que mejore su recuerdo, por lo que Karni postula que el sueño REM sirve para reforzar el aprendizaje (Bears et al, 2008). Muchos investigadores sugieren que sueño REM ayuda a consolidar e integrar los recuerdos (Bears et al, 2008). En estudios con ratas y con personas se ha visto que cuando estos fueron privados del sueño REM se dificultó el procesos de aprendizaje.

En otra investigación realizada por Durrant, Taylor; Cairney & Lewis ( 2011), se habla sobre la importancias de dormir para la consolidación de la memoria y para la abstracción. Se observó en el experimento que las personas que durmieron tuvieron una mayor capacidad de memorizar una secuencia de estímulos que el grupo de control que no lo hizo. Por lo que se llega a pensar que el dormir ayuda a que las personas aumenten su capacidad de memoria y de aprendizaje.
Read More

Se plantea la pregunta: ¿El dormir es tan importante como prestar atención, para aprender? De lo que se ha visto en relación en torno al sueño, se observan dos aspectos importantes en relación al tema. El primero es que las personas que no duermen tienen alteraciones físicas y conductuales, lo cuál no permite que el individuo esté en las condiciones óptimas para que la información llegue adecuadamente al cerebro. Al igual que comer, dormir constituye parte de las necesidades humanas básicas que deben ser satisfechas como menciona Maslow en su teoría de la motivación. Si un individuo no tiene satisfechas las necesidades de alimentación, hidratación y sueño, será difícil que pueda concentrarse en otro tipo de tareas antes de que el sujeto tenga la parte fisiológica resuelta. Por lo que si la persona no duerme, no podrá desempeñarse con su mayor potencial, ya que su organismo no funcionará adecuadamente. El segundo aspecto importante que analizar para responder la pregunta planteada, es que se observa que el sueño es necesario para reforzar el aprendizaje y sellar la memoria. Los sujetos que duermen muestran mayor capacidad de cognición, de aprendizaje y de memoria. Por lo tanto dormir ayuda a que los estudiantes logren aprender de mejor manera.

Se considera que dormir al igual que poner atención son elementos importantes que van de la mano en el proceso de aprendizaje. Poner atención si la persona tiene las capacidades cognitivas adecuadas ayudará a que la información entre mejor. Igualmente un descanso adecuado permitirá que la memoria se selle y que el estudiante logre entender y aprender. Dormir las horas adecuados es recomendado para estudiantes y tener el sueño REM, relacionado con la memoria.

El conocer esta información nos ayuda a saber que si estamos en un proceso académico y de estudio, el proceso de dormir nos ayudará a que la información se quedé en nuestra mente. Muchas veces los estudiantes no duermen toda la noche para rendir un examen al día siguiente, esto puede resultar perjudicial, porque la información a pesar de que ha sido estudiada no se almacenará tanto como si el estudiante hubiera dormido la cantidad de horas necesarias y además hubiera estudiado. Por lo tanto se recomendaría organizar el tiempo adecuadamente para el estudiante duerma, ponga atención y estudie, estos elementos conjugados permitirán un aprendizaje óptimo.

Por Psicóloga Adriana Fornasini
Psicólogos Quito

Referencias

  • Bear, M.F., Connors, B.W., & Paradiso, M.A. (2008). Neurociencia: La exploración del cerebro (3rd edición). Baltimore, MD: Lippincott William & Wilkins.
  • Durrant Simmon, Taylor Charlotte, Carney Scott & Lewis Penelope. (2011). Sleep-dependent consolidation of statistical learning.Neuropsychologia, Vol 49, p1322-1331.